domingo, 14 de diciembre de 2014

c:5 ps

Capítulo 5:

La luz blanca desaparece, empiezo a ver paredes blancas, estoy en un hospital. En el pasillo oigo que el doctos le dice a mi madre “Ella es anoréxica, se corta, tiene mucha cortadas conté 30, ella necesita entrar a un internado, si no morirá” y mi mama dice “No hay otra forma doctor” y él le responde “No, lo siento hoy mismo se va al internado” y mi mama entra al cuarto.
Oíste lo que dijo el doctor verdad? Lo siento por lo que te dije ayer, sabes que estaba borracha-dijo mi madre a punto de llorar
No importa mami, sé que estabas borracha–dije
Si importa por mi culpa estas aquí!-dijo ella llorando
No!! Mama!!! Por favor no llores!!!!-dije gritando y llorando
Se queda callada y solo logra pronunciar “En una hora te vas al internado” sigo llorando pero ya más calmada, y me duermo pasa la hora muy rápido y mi mama me levanta.
Hija, nos vamos al internado-dijo ella con voz triste
Voy madre-dije
Nos subimos al auto, y le digo a mi madre “¿Cuánto tiempo estaré internada? Y dice “Dos años” ¿qué dos años? ¿Están locos? Llegamos al internado, lo único bueno es que seguía haciendo lo que me gusta hacer y así pasó 2 años en el internado, era tipo escuela pero para las personas como “yo” conocí a una amiga, creo que la única que he tenido cuando salí a ella fue la que más me dolió perder. Mi mama me hizo una fiesta de bienvenida estaba mi familia, ya tenía 15 años recién cumplidos era carne asada y karaoke, cante casi puras de mis ídolos, me voy a dormir, agradezco a Dios, por darme una familia y por no pasar de la cortada 30.