martes, 9 de septiembre de 2014

capitulo 7 bullying


Capitulo 7
Narra Justin.

Ver a Julianna de esa manera me rompia el corazón y me hizo pensar en muchas cosas.
Mis sentimientos hacia Julianna no estaban claros, ella era una chica preciosa, su sonrisa cambia mi vida pero nunca me he enamorado y no se que siente estar asi.

Subi hacia mi habitación y ella se encontraba en mi cama acurrucada y tenia una cara de angel, me acerque un poco a su cara y le toque su suave mejilla.

-Creo que si me he enamorado –dije en susurro.

Busque una sabana y la arrope, le di un beso en su frente y me dormi en el cuarto de huéspedes. Era domigo pero este domingo era diferente íbamos a ir al velorio de la mama de Julianna, me sentía muy mal por ella y acepte acompañarla y darle mi apoyo incondicional
Lleve a Julianna a su casa y su tia me dijo que quería hablar conmigo mientras Julianna se arreglaba.

-Justin, enserio estoy muy mal por la perdida de mi hermana y quisiera pedirte un favor –me decia la tia de Julianna.

-Claro, digame –respondi.

-Yo vivo en Mexico pero no puedo dejar a Julianna aquí sola en esta casa tan grande. Sé que esto es falta de confianza pero ya eres como parte de la familia y quisiera saber si podrías cuidar a Julianna por unos meses, yo la vendría a visitar unos días, no quiero llevármela lejos de Canada donde esta su felicidad –me explico la tia de Julianna, me emocione un poco.

- No hay ningún problema, mi mama entendara – respondi con una gran sonrisa, la tia de Julianna me abrazo.

-Gracias a Dios Justin, eres un ángel caído del cielo –dijo tia margarita, de las escaleras se oyeron pasos y era Julianna.

Ella vestia haci 
http://1.bp.blogspot.com/_kLEzCJda6P8/TMTlsDxLWGI/AAAAAAAAABY/TjnGlytrWAA/s400/vestido-de-noche-de-fiesta-juveniles-dise%C3%B1os-exclusivos-para-chicas-juveniles.jpg con unas con unas converse negras, no llevaba nada de maquillaje.

-Vamos a irnos, no quiero llegar tarde –dijo Julianna y me tomo de la mano para salir.

Nos subimos al auto de John el esposo de Tia Milagros y fuimos al velorio, me sentía mal en ese lugar, me hacia mal ver a Julianna tan triste no la veía asi desde aquel dia en la cual la conoci.
Termino todo y tia Milagros se fue otra vez a Mexico y yo quede en cuidado de aquella princesa que cada dia me saca una sonrisa.

-Justin, ¿nunca me dejaras? –pregunto inocentemente Julianna que se encontraba acostada en mi pecho, estábamos en mi patio trasero viendo las estrellas


-Jamas princesa –respondi y le di un beso en la frente.

-Te amo Justin –dijo Julianna.

-Y yo a ti -respondi.