martes, 9 de septiembre de 2014

capitulo 6 bullying


Me deben odiar, lamento no subirle capitulo pero estube enferma toda la semana y era ir al medico y pasarmela en eso todos los dias, pero aqui esta el capitulo y creo que es largo

6 capitulo

Caminamos y caminamos, pero no conseguíamos la salida, Justin cada vez mas nervioso y yo trataba de calmarlo pero vaya este chico no se calmaba con nada del mundo, pare en seco.

-Justin, vamos salir de acá, cálmate –dije viéndolo, le di un abrazo.

-Esto debería ser al revés sabes, yo debería estar calmándote a ti –Justin reía y yo igual lo hice.

-Mira, allá vea mas luz, allá es la salida –apunto y caminamos mas.

-No deberíamos seguir la luz, ¿y si morimos? –Justin dijo dramático,

-¿Haz pensado en meterte en teatro? Eres perfecto para eso –dije y le di un golpe leve en el hombro.

-Si, siempre me dicen que tengo cara de actor –hizo una mueca rara.

Me reí y caminamos, al fin salimos de aquel lugar.

-Ya salimos señor dramático, ahora vamos casa –reí y fuimos a casa, ya me dolían los pies y un poco los brazos por cargar a swaggy.

-Yo sabia que íbamos a salir de ese lugar querida princesa –dijo Justin en tono gracioso.

-Si mucho Biebs que hasta ibas a llorar –bromee.

-Claro que no –hizo un puchero y llegamos a mi casa.

-Chao y gracias por llevarme hasta un bosque donde casi “moríamos” –hice comillas con mis manos al decir que moríamos, el sonrió.

-Denada princesa Julianna, te amo nos vemos mañana –me dio un beso en la mejilla y se fue hacia su casa que quedaba a solo unos cuantos pasos.

Pase a mi casa y me lleva una gran sorpresa, unos policías estaban sentados en el mueble y una señora les daba algo de beber, no era un seora que no conocía era mi tía margarita.

-¿Qué paso tía? –pregunte asustada mientras dejaba a swaggy en el suelo que fue corriendo a oler los policías.

-Mi niña, como lamento lo que acaba de pasar –mi tía empezó a llorar y su esposo que también se encontraba ahí la abrazo.

-¿Qué pasa? –dije mas asustada aun.

-Tu mama Julianna, ella murió –dijo mi tía entre sollozos, sentí un golpe bajo y lagrimas cayeron en mis mejillas.

-¿Cómo? –dije con voz débil.

-Veras que ella estaba en su viaje por el mundo –decía débilmente mi tía, yo asentí- pues cuando iba por Europa su avión se estrello y ella lamentablemente murió –Mi tía volvió a llorar mas, yo abrí la puerta y Salí corriendo a casa de Justin.

Toque varias veces la puerta y me abrió ese chico de ojos mieles en los cuales me pierdo, el me vio con lagrimas y me abrazo.

-¿Qué paso princesa? –decía en susurro mientras acariciaba mi cabello.

-Mi mama, Justin. Ella murió –dije llorando cada vez mas.

Mi mama murió, tal vez no era la mejor mama del mundo y siempre me trataba mal, pero igual era mi madre la que me dio la vida y ya no recibir cada insulto de su parte aunque odiaba admitirlo sus insultos me hacia mas fuerte y ahora no me imagino cada mañana si oír su “eres una idiota” y después oír sus disculpas diciéndome “te amo Julianna, perdóname se me olvido tomar el medicamento” sentía mi corazón hecho pedazos.

-¿Qué tu mama que? –respondió Justin y me separo para mirarme a los ojos y secarme delicadamente las lagrimas.

-Murió Justin, esa persona que me dio la vida acaba de morir –esto cada vez se me hacia mas difícil de aceptarlo.

-Ven pasa princesa –me hizo entrar a su casa y me sentó, él dijo que iba a buscarme algo de tomar, Pattie vino hacia mi y me trato de calmar me dijo que ella me cuidaría y que estaría conmigo siempre, eso me hizo sentir mejor.

-Ya estoy mejor, gracias –le respondí a Pattie quien se encontraba al frente mio con mucha preocupación.
-Gracias a Dios –respondió y subió a su cuarto.

-Lamento mucho la perdida princesa, debes descansar ¿te quieres quedar? -me pregunto Justin, asentí, no quería ir a mi casa y recordar cada detalle de mi mama.

Mi mama era hermosa, sus ojos azules, su cabello amarillo y una sonrisa perfecta, ella era así: 
http://blogs.20minutos.es/rosyrunrun/files/2012/06/cameron_diaz1B_300_400.jpg. No debería seguir recordando cada detalle de ella, pero en este momento necesito abrazarla por ultima vez y oír uno de sus constates insultos

-Llamare a tu tía y le diré que te quedaras a dormir conmigo ¿esta bien? Sube al cuarto –dije un “ok” y subí 
las escaleras de esa grande casa.