martes, 9 de septiembre de 2014

capitulo 4 bullying

capitulo 4 bulling 

-Ya baje –grite y no lo vi. Siempre me trataba de asustar, así que lo mas probable esta sea una de esas veces.

-BUUUUUUUUUUUUUUUUUUU –me agarro de la cintura y me levanto.

-¡BAJAME! –gritaba riendo, odiaba que me cargaran.

-Esta bien, pero con una condición –dijo mientras seguía dándome vueltas.

-¿Cuál? –pregunte curiosa.

-Me dices que me amabas –dijo con tono tierno.

-TE AMO JUSTIN –dije riendo, si lo amaba, pero claro, como amigo.

-Bien, ahora vámonos –me bajo y me tomo de la mano.

-¡Swaggy ven! –grite y vino el pequeño Golden corriendo.

-¿No deberías cargarlo? Esta muy pequeño –Justin me miro y luego miro al Golden.

-No tengo la mano ocupada –dije y mire su mano, él se sonrojo.

-Si mejor que camine –dijo riendo, yo también reí.

Fuimos a la casa de Justin en busca de Jazzy y Jaxon, pero nos dijeron que estaban durmiendo, así que mejor los dejamos dormir. Fuimos hacia el parque y swaggy empezó a correr y en un momento lo perdimos de vista.

-Julianna ¿y tu mama donde esta? –pregunto Justin curioso.

-No lo se, me dijo que fue a conocer todo el mundo, igual no me importa mucho su vida, por mi que nunca vuelva-dije fría, este tema me hacia sentir incomoda y con muchas ganas de llorar.

-¿Por qué la odias?

-Ella es horrible Justin –lo mire y el miraba hacia el suelo- es bipolar, un día me odia y al otro me ama. Me insulta. Me maltrata. No me cuida. No le importo. Y lo peor, dejo morir a mi hermano.

Empecé a llorar desconsoladamente, Justin me abrazo y me decía <> esas palabras me hicieron sonreír y mejore solo un poco.

-Igual que importa. ¿Dónde esta swaggy? –pregunte secando las lagrimas que caían sobre mi mejilla.

-No lo se, yo vi que se fue hacia allá –apunto a un bosque.

-Genial, un perrito pequeño en un bosque –dije preocupada.

-Tranquila, grita su nombre, debe de oírlo y regresa.

-¡SWAGGY! ¡SWAGGY! –grite desesperada.

-¡VEN PERRITO BONITO! ¡PERRITO BONITO VEN! –decía Justin y miles de perros vinieron.

-¿Enserio Justin? –dije riendo.

-Hasta los perros no se resisten a mi encanto –dijo Justin sonriendo.

-JAJAJAJAJAJA, vamos al bosque –dije riéndome y caminando hacia allá.