martes, 9 de septiembre de 2014

Capitulo 24.

Capitulo 24.
“Todo tiene su final, nada dura para siempre”

Todo paso tan rápido, se llevaron a Justin con ellos dejándome a mi sola y con Maximiliano, hasta ahora me lamento a verlo amado tanto como para no poder vivir sin el.
—Julianna mi amor ¿estas listas? –esa voz empalagosa y asquerosa se oyo desde el piso de abajo.
Me encontraba cepillando delicadamente mi pelo mientras lloraba en silencio, todas las noche era lo mismo, lamentarme por no haber hecho algo para poder tenerlo a mi lado.
—Si –grite mientras me secaba las lagrimas.
Llevaba puesto un vestido color pastel, con unas zapatillas del mismo color, con mi cabello suelto y solo una pequeña tiara encima de el.
—Baja entonces –se oyo la misma voz pero mas molesta.
¬—¡DAME UN SEGUNDO MAXIMILIANO! –grite muy fuerte mientras me ponía miz zapatillas.
—Si no bajas ahora mismo, tu Justin sufrirá las consecuencias –apenas dijo Justin, abri la puerta rápidamente y baje las interminables escaleras corriendo –Asi me gusta, obediente.
—¿Cómo esta el? –dije mientras limpiaba mis lagrimas.
—Bien, esta peor que ayer –rio con una risa malvada.
—Eres un desgraciado –dije golpeándolo fuertemente el pecho, pero a el no le dolia.
—Hey calmate, tienes un bebe en tu vientre cariño –Si tenia a una bebe, de 6 meses y no era de Maximiliano, si no de mi amor, mi príncipe, MI justin –Si te portas bien, talvez te deje verlo
Me endereze y camine hacia el auto, debía portarme bien y estare con Justin, aunque sea unas horas, tenia 6 meses sin verlo, si desde que me embarazo, ahora tenia 20 años y estaba mas madura, aunque por dentro era como una bebe, porque me sentía insegura sin Justin a mi lado.
—Muevete, estaras dos horas y cuídate que estas embarazada –me tomo fuertemente del brazo y me tiro a un sotano.
Baje unas escaleras y ahí estaba Justin, golpeado, sucio, se veía algo delgado, pero para mi, seguía siendo hermoso.
—Justin –dije en susurro.
—¿Julianna? –dijo levantándose del suelo.
—Si Justin –corri a abrazarlo y fue uno de los mejores abrazos que me han dado en mi corta vida –Te tengo una noticia.
—¿Cuál es? –pregunto mientra me daba pequeños besos en toda mi cara.
—Estoy embarazada Justin, es una niña, tiene 6 meses –Cuando dije esas palabras, los ojos de Justin brillaron, de una manera asombrosa.
Estuvimos dos horas juntos, hablando, dándonos besos, bromeando, extraña a Justin.
—Ya sal estúpida –grito una voz desde afuera, me levante y le di un beso a Justin, un beso que jamas olvidare.
—Prometo sacarte de aquí Justin –el guardia entro y me saco a patadas.
……..
—Vamos Julianna, si puedes –me animaba el doctor.
—¡ahhhh! –grite.
—¡Ahí viene Julianna! –me dijo mi tia, mientras me apretaba mas fuerte la mano, de un momento a otro se oyo un llanto de un bebe.
—Felicidades Julianna, tienes a una hermosa y saludable bebe –me dijo el doctor mientras me entregaba a mi bebe.
—¿Cómo quieres que se llame? –me pregunto mi tia.
—Leah Drew Bieber Cox –dije segura.
—¿Le vas a poner su apellido? –Asenti –¿Segura?
—Si –dije con tono seguro.
Tres meses pasaron, yo le rogaba todas los días a todas horas a Maximiliano que soltara a Justin, que no lo amaba, que se deshiciera de el, pero que no lo matara, tanto rogar, acepto y quien sabe donde lo dejo,

Flash back~
—Julianna, yo no me voy sin ti –dijo Justin tomando mi rostro entre sus manos.
—Justin, hice esto por ti, creeme, todo va a estar bien –le di un pequeño beso en sus labios.
—Prometo buscarte y cuando lo haga, volverás a ser mia, mia y de nadie mas –me beso con pasion y ternura, no quería separarme de el, pero si Maximiliano lo veía, lo volveria a encarcelar y era lo que menos quería para mi amado Justin.

Fin de flash back~

Maximiliano, se enamoro de otro chica dejándome a mi, completamente sola, cosa que me alegro, ya que el solo me traía problemas, problemas y mas problemas.