martes, 9 de septiembre de 2014

capitulo 19 bullying

Capitulo 19.
“No importa donde este, mientras tu estes a mi lado”.

Estaba al frente de la torre Eiffel, había dos opcines, subir por las escaleras o por el ascensor, yo opte por el ascensor pero Justin estaba nervioso.
—¿Y si se daña y nos morimos? –Hablaba Justin mientras entrabamos en el ascensor.
—No seas exagerado –presione el botón el cual nos llevaba al ultimo piso.
—No soy exagerado, soy realista –Las luces del ascensor se apagaron y Justin tomo mi mano con fuerza.
—Tranquilo, debe ser que es asi –respondi con cierto temor, pero se paro de un golpe.
—Nos vamos a morir, Julianna nos vamos a morir –decia Justin mientras golpeaba las puertas del ascensor.
—Calmate Justin.
—Alguien nos tiene que sacar –dijo mientras se sentaba en el suelo.
—Claro, ya deben estar buscando personas para sacarnos –respondi optimista.
—Julianna…
—¿Qué?
—Me falta el aire –dijo mientras respiraba mas hondo.
—Justin, calmate, respira normal –dije preocupada.
—No quiero morir en un ascensor y peor, no quiero que tu mueras–grito.
—Ya Justin –lo tome de la cara y le di un beso.
Un beso que demostró ternura, amor, deseo, duro 1 minuto y nos separamos por falta de aire.
-—¿Estas mejor? –dije mientras retomaba el aliento, el asintió con una sonrisita –Justin..esto no lo se hice por algo entre nosotros, solo para que te calmaras –Justin iba a decir algo pero otra voz se oyo.
—Ya los vamos a sacar, estamos abriendo –se oyo una voz de una chica, al parecer de unos 20 años.
—Gracias –susurro Justin.
Se abrieron las puertas y estaba un señor regordete y calvo, al lado una muchacha de unos 20 años, rubia, ojos azules y cuerpo esbelto que cargaba un vestido algo escotado para mi gusto.
—Gracias por sacarnos –me dirigi hacia los dos.
—De nada, se que es ser claustrofóbica y al parecer tu lo eres –la muchacha se acerco mucho a Justin, quien seguía algo aturdido.
—Si es claustrofóbico –dije mientras lo tomaba del brazo y lo acercaba a mi.
—No deberías haber entrado ahí, siempre se para –la chica se acercaba mucho a Justin y logre a sentir celos.
—Es que estaba un poco cansada, pero tendre en cuenta que no volveré a meter MI NOVIO en un ascensor –cuando dije “MI NOVIO” La muchacha se alejo y sentí como Justin sonreía.
—Oh bueno, nos vemos –la muchacha se fue junto al señor quien no pronuncio ninguna palabra.
Cuando la muchacha se fue Justin se puso alfrente con una sonrisa burlona.
—¿Tu novio? –dijo con tono burlon.
—Se te estaba insinuando, no lo podía permitir –dije mirando hacia otro lado.
—Por qué no? 
—Porque…-estaba pensando algo que decir –Es mayor que tu.
—Que excusa –bufo.
Subimos los 5 pisos que nos quedaba y llegamos a la punta de la torre Eiffel, se veía todo Paris y estaba al borde de las lagimas al ver lo hermoso que era. Justin como ayer en la noche fue a comprar algunos recuerdo, como típico turista, mientras yo tomaba algunas fotos para mi galería.
—¿Fotografa eh? –Oi una voz a mis espalda, me voltee para encontrarme con unos ojos verdes.
—Si, eso creo –dije algo insegura.
—¿Cuál es tu nombre –Pregunto el chico con una sonrisa.
—Julianna ¿Y el tuyo?
—Maximiliano, algo largo, asi que me dicen Max –respondio con cierto tono sofisticado.
—Mucho gusto Max –estire mi mano y el la tomo, en vez de tomarla le dio un delicado beso.
—El gusto es mio Julianna, es un lindo nombre –decia mientras se paraba a mi lado.
—Gracias, me gusta el tuyo –dije con una sonrisa, no quería ser descortes.
—¿Quisieras darme tu numero telefónico? Para alguna vez llamarte –dijo sacando su teléfono.
—Claro, 371283218 –Le dije mientras el lo anotaba.
—Julianna ya me volvió a dar hambr…-Justin no termino su frase y miro de mala manera a Max quien sostenia mi mano.
—Justin el es Max, Max el es –No pude terminar mi frase porque Justin me interrumpio.
—Yo soy Justin, su novio –agarro con fuerza la mano de Max, mientras yo fruncia el seño por que dijo que era mi novio.
—Luego te llamo Max, un gusto -dije mientras lo mataba con la mirada 
—El gusto es mio bella princesa –dijo mientras me daba un beso en la mejilla, Justin me llevo a rastras al otro lado.
—¿Qué te pasa? –dije mientras ponía mis manos en la cintura.
—Oye, tu alejaste a una chica linda de mi ,a hora yo te hice lo mismo –dijo mirando a la nada.
-—Esta bien, como ya es tarde, nos vamos a quedar en el hotel –dije mientras guardaba mi cámara en mi bolso.
-Ok