martes, 9 de septiembre de 2014

capitulo 14 bullyin

capitulo 14.

“El miedo a sufrir es peor que el propio sufrimiento.” –Pablo Coelho.

No quería verlo, tenia miedo de volver a sufrir, eran 9 meses sin ver sus ojos, su boca, su cabello, sin oir su voz, sin sentir sus beso. Tenia que despertar, tenia que centrarme en mi carrera, tengo 18 años ya. ¿No les conte sobre mi cumpleaños? Pues, no fue el mejor del mundo, estuve todo el dia esperando aunque sea un mensaje de “feliz cumpleaños” de Justin, pero jamas llego. Igual, voy a centrarme en mi carrera y en mi, sere feliz sin ningún hombre, además soy joven.

-Juli, despierta –me movían de un lado a otro.

-¿Qué pasa? –me pase las manos por los ojos.

-Esta Justin, en la sala, trate de detenerlo, pero me dijo que no se iba hasta que al menos te vea –mi amiga estaba nerviosa.

-Esta bien, pero por favor quédate cerca –mi amiga asintió.

Camine hacia la sala de nuestro departamento y ahí estaba, tenia el cabello mas largo, sus ojos estaban iluminados, sus labios, quería besarlo, pero no podía.

-Julianna –se abalanzo sobre mi y me dio un abrazo, yo no lo respondí aunque ganas no me faltaban.

-Al punto Bieber, ¿Qué quieres? –le respondi seca y lo aleje de mi.

-¿Julianna? Lo siento, perdóname, todos estos meses, solo, perdóname –paseaba den un lado a otro, igual que cuando me confeso que me amaba.

-No hay nada que perdonar, sabíamos que las relaciones a largas distancia no funcionan, yo sabia que tu no me ibas a llamar todos los días –respondi con una cinica sonrisa– ¿No tienes otra cosa que decirme?

-Julianna porfavor

-Ya, tu dijiste que me querias ver y ya me viste, ya te puedes ir –abrí la puerta y lo empuje hacia afuera.

-¿Te puedo dar un beso? –pregunto inocentemente.

-No Justin –suspire, en realidad si quería su beso.

-Aunque dijeras que no, igual te lo iba dar –se acerco a mis labios y dio un dulce beso.

-Justin, no, ve otra vez a California, donde hay chicas mas bonitas que yo, casate, ten hijos, olvídate de mi, hasta luego –le tranque la puerta en la cara.

-Juli, no estes mal por el –mi amiga entro a mi cuarto donde he estado horas acostada en la cama llorando.

-Charlie no puedo, es que vino hasta Paris a buscarme, lo amo, pero no quiero salir lastimada –Estaba triste, muy triste.

-No amiga, nunca estes mal por los chicos, hay miles aquí y tu eres muy linda –me entrego una taza de chocolate.

-Si hay miles, pero ninguno como Justin –volvi a acostarme a la cama a llorar.

-No, tu no vas a estar mal por un chico, no mientras tengas de amiga a Charlotte, desde mañana empieza la transformación, te espero temprano en el plaza de alfrente –salio de mi cuarto y yo volvi a llorar.

Era de mañana, me puse lo normal y Sali hacia la plaza.

-Listo, te vamos transformar, te vamos a hacer un corte de pelo y cambiarte tu estilo de ropa –me tomo de la mano Charlie y me llevo a una – Quiero que le haga un cambio de look completo.

-Ok, tienes un lindo cabello –la peluquera me corto el cabello y no quería ni ver.

Me lo corto mas bajo que los hombres ya que tenia el cabello por la cintura y me decoloro las puntas.

-Charlotte, no quiero ropa, asi estoy bien, después yo puedo ir sola ¿vale? –tenia hambre, no quería ir a comprar.

-Ok ¿Vamos a comer pizza? –me pregunto.

-Vamos, me estoy muriendo de hambre –rei y caminamos hacia una pizzería.
Pedimos una pizza y Charlie se tuvo que ir con su novio, Harry, yo no tuve problema, me fui a caminar, pero esta vez no llevaba mi cámara.

-Oh perdon –me disculpe, había chocado con alguien por andar distraída.

-Tranquila –respondio un chico, era de piel blanca, ojos azules casi turquesas, nariz perfiladas y labios carnosos.

-En serio perdón, no se donde tengo la cabeza,pero oye hablas español –dije sorprendida.

-Si, es que mi familia vive en Venezuela, asi que se hablar español. ¿y como te llamas? –me pregunto mientras caminábamos.

-Julianna, Julianna Cox –respondi sonriendo.

-Mucho gusto Julianna, yo me llamo Logan, Logan Lerman –me dio la mano en forma de saludo.

-Oh bueno espero que seamos amigos –dije mientras caminaba hacia una banca.

-Yo igual, cuentame de ti ‘que haces aquí en Paris? –me pregunto curioso.

-Tengo 18, Estoy estudiando fotografía, soy de Canada y vine a Paris por una beca –dije mientras miraba el paisaje.

-Ahh, te contare de mi. Tengo 20, estoy estudiando música, soy de aquí y vivo en Paris –dijo con tono bromista.

-Me tengo que ir Logan, se me hace tarde, prometi ir a cenar con mi mejor amiga, nos vemos –le di un beso en la mejilla y me dio su numero y me fui hacia mi departamento.